Ordenan detención preventiva y admiten modificación de medida cautelar contra ex presidente Martinelli

Se concluye que la detención preventiva en contra del expresidente condenado es proporcional y necesaria para asegurar la comparecencia del sancionado ante la justicia y salvaguardar los intereses de la sociedad, indica la CSJ.

Ciudad de Panamá, Panamá. Las autoridades judiciales de Panamá anunciaron hoy la orden de detención preventiva y la admisión de la solicitud de modificación de la medida cautelar, contra el ex mandatario panameño Ricardo Martinelli (2009-2014) por los casos de New Business y de Odebrecht.

En dos boletines de prensa distintos, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) confirmó las acciones judiciales contra el exgobernante, quien se encuentra asilado en la Embajada de Nicaragua en Panamá, desde el pasado 7 de febrero de este año.

Ese día, la Cancillería de Nicaragua informó que la administración del presidente Daniel Ortega concedió asilo político al expresidente Ricardo Martinelli, luego que el exgobernante hiciera la solicitud, alegando “persecución política” y “temer por su vida”.

ORDENAN DETENCIÓN PREVENTIVA A EXPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA EN CASO NEW BUSINESS

En un primer boletín de prensa, publicado en el portal web del Órgano Judicial de Panamá, a las 4.53 p.m., se informó que la Jueza Segunda Liquidadora de Causas Penales del Primer Circuito Judicial de Panamá, Baloísa Marquínez, admitió la solicitud de modificación de medida cautelar instaurada por el Fiscal Primero Especializado contra la Delincuencia Organizada, Emeldo Márquez Pittí, y ordenó la detención preventiva de un expresidente de la República dentro del proceso seguido por el delito contra el orden económico en la modalidad de blanqueo de capitales, en el denominado caso New Business.

Detalla el informe que en el Auto Vario n.°26 de fecha 21 de febrero de 2024, el tribunal consideró que existen suficientes elementos que fundamentan la aplicación de una medida cautelar distinta a la que mantiene el sentenciado. Se señaló, además, que en el escrito de contestación el licenciado Carlos Carrillo Gomila presentó una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua fechada 7 de febrero de 2024, la cual no reunía los requisitos exigidos por el artículo 877 del Código Judicial para los documentos extendidos en país extranjero, de tal forma que puedan ser estimados como prueba.

Se señala en la decisión que la última comparecencia del sentenciado para el cumplimiento de su medida cautelar personal fue el 15 de enero de 2024, lo que revela, desde esa fecha, un incumplimiento de sus obligaciones procesales, que agrava aún más el riesgo de fuga, máxime cuando la causa solo se encuentra a la espera de que sean resueltas solicitudes de aclaración, entre ellas, dos a favor del expresidente, que fueron remitidas el día 20 de febrero de 2024 al Tribunal Superior de Liquidación de Panamá para el trámite correspondiente.

Agrega que la decisión analizó y ponderó la gravedad del delito imputado, el riesgo de fuga evidenciado por la conducta del sentenciado, la necesidad de garantizar la efectividad del proceso judicial y el incumplimiento de la medida cautelar de reporte.

Se concluye que la detención preventiva en contra del expresidente condenado es proporcional y necesaria para asegurar la comparecencia del sancionado ante la justicia y salvaguardar los intereses de la sociedad, indica el boletín de prensa.

ORDENAN LA DETENCIÓN Y ADMITEN SOLICITUD DE MODIFICACIÓN DE MEDIDA CAUTELAR DE UN EXPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

En un segundo boletín de prensa, publicado a escasos minutos del primero, a las 5:03 p.m., se informó que el Juzgado Segundo Liquidador de Causas Penales del Primer Circuito Judicial de Panamá, mediante Auto Vario n.°27 de 21 de febrero de 2024, admite la solicitud de modificación de medida cautelar instaurada por la Fiscal Superior Especial Anticorrupción, Ruth Morcillo Saavedra, contra un expresidente de la República, dentro del proceso seguido por el delito contra el orden económico en la modalidad de blanqueo de capitales, en el denominado caso Odebrecht.

Asimismo, se ordena la detención preventiva de un expresidente de la República, con fundamento de derecho en la Ley n.°14 de 28 de octubre de 1976, mediante la cual se aprueba el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, y la Ley n.°15 de 28 de octubre de 1977, mediante la cual se aprueba la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José); artículos 2131 y 2140 del Código Judicial, artículos 221, 222, 223, 224, 225 y 227 del Código Procesal Penal.

Al analizar la solicitud de modificación de medida cautelar presentada por la Fiscal Superior Especial Anticorrupción, Ruth Morcillo Saavedra, se observa que tiene por objeto que se modifique la medida cautelar que actualmente mantiene un expresidente de la República, por la medida de detención preventiva, toda vez que ha mostrado intención de evadirse de la justicia panameña al serle otorgado un asilo político por la República de Nicaragua, indica el boletín de prensa.

En ese sentido, indica el Tribunal que es su responsabilidad garantizar que el proceso judicial se lleve a cabo de manera justa, equitativa y conforme a las disposiciones legales pertinentes, y luego de evaluar y analizar la petición dispuso modificar la medida cautelar por detención preventiva.

El Juzgado Segundo Liquidador expresó que existen suficientes elementos que fundamentan la aplicación de una medida cautelar distinta a la que mantiene el procesado, toda vez que el licenciado Carlos Carrillo Gomila presentó nota fechada el 7 de febrero de 2024 del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua; sin embargo, no reunía los requisitos exigidos por el artículo 877 del Código Judicial para los documentos extendidos en país extranjero, de tal forma que puedan ser estimados como prueba; es decir, deben ser presentados debidamente autenticados por el funcionario diplomático o consular de Panamá con funciones en el lugar de donde proceda el documento o por el representante diplomático o consular de la nación amiga.

Además, indica el fallo que, al expresidente de la República, a través de su equipo de apoderados legales, se le ha garantizado el ejercicio del derecho de defensa que le asiste; sin embargo, ha sido notable el uso de prácticas dilatorias a lo largo del proceso, a través de la presentación de incidencias o solicitudes sin sustento legal. Esta práctica reiterada deja en claro que el procesado y su defensa lo que pretenden es prolongar la causa penal, propiciando significativamente el riesgo de que el imputado evada el resultado del presente proceso.

También, señala el Juzgado Segundo Liquidador de Causas Penales que la última comparecencia del expresidente de la República para el cumplimiento de su medida cautelar personal fue el día 15 de enero de 2024, lo que revela que desde esa fecha existe incumplimiento de sus obligaciones, lo cual agrava el riesgo de fuga, más aún cuando la presente causa se encuentra pendiente de realizar audiencia plenaria programada para el 20 de noviembre al 19 de diciembre de 2024, como fecha principal; y del 20 de enero al 28 de febrero de 2025 como fecha alterna, ambas a las 9:00 de la mañana.

Aunado a ello, se observa que la situación jurídico penal del expresidente de la República ha cambiado, pues actualmente está llamado a responder en juicio por el delito de blanqueo de capitales, que conlleva una probable pena a aplicar de 5 a 12 años de prisión, lo que hace imperante la necesidad de que el imputado permanezca sujeto a los rigores del proceso penal y no evada su responsabilidad ante la justicia, en consecuencia, se debe garantizar la efectividad del proceso en tiempo razonable. 

En síntesis, manifiesta el Auto Vario que esta decisión se fundamenta en la gravedad del delito imputado, el riesgo de fuga evidenciado por la conducta del imputado, la necesidad de garantizar la efectividad del proceso judicial y el incumplimiento de la medida cautelar de reporte, impuesta de conformidad a lo establecido en el artículo 2130 del Código Judicial y el artículo 228 del Código Procesal Penal.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Gobierno pagará primera partida del Décimo Tercer Mes equiparado de acuerdo al fallo de la CSJ

Vie Feb 23 , 2024
El primer desembolso se hará efectivo mañana viernes 23 de febrero conforme se ha venido realizando previamente y el remanente para equiparar esta primera partida será desembolsado en abril de 2024 cuando corresponde de acuerdo al calendario del décimo tercer mes.

Te puede interesar