Martín afirma que su gobierno saldará deuda social y moral que se tiene con los pueblos indígenas

Nosotros sí sabemos construir un país con igualdad de oportunidades para todos en la inversión del gobierno, sostuvo el candidato presidencial del PP…

Metetí, Darién. El candidato presidencial del Partido Popular (PP), Martín Torrijos Espino, continuó este jueves su recorrido nacional, con encuentros en esta región oriental, donde reafirmó que el país tiene una gran deuda social y moral con los pueblos indígenas, la cual saldará su gobierno, porque ganará la elección del domingo 5 de mayo, venidero.

“Estoy más que consciente de que hay una gran deuda social y moral con nuestros pueblos indígenas; el país no puede seguir dándole la espalda a tantas comunidades a las que la plata no les alcanza. Este país va a voltear la mirada, hacia nuestros pueblos indígenas”, dijo el exgobernante en Unión Chocó, su primera parada.

Añadió que siente un deber mejorar las oportunidades de educación en la comarca Emberá-Wounaan, en el resto del país y en toda Darién, con más escuelas y un ciclo completo de media para que los niños puedan seguir estudiando en el lugar, en lugar de salir a otra comunidad a terminar su educación.

“Esa deuda la tenemos que saldar; ese compromiso lo tenemos que honrar, estamos escasamente a nueve días de la próxima elección; esta es la oportunidad de escoger gente buena, gente capaz, honesta y gente que piense primero en sus comunidades y en su pueblo.

Mientras, en Metetí, el abanderado del PP afirmó que va ganar la elección presidencial, por la gente que está cansada y harta de la corrupción y de los que se han beneficiado durante estos cinco años a punta de rebusca y los contratos.

“Esos que cobran, pero no trabajan, quiero que sepan: el próximo 5 de mayo van pa’ fuera; nosotros sí sabemos construir un país con igualdad de oportunidades para todos en la inversión del gobierno”, subrayó.

Explicó que se invertirá en carreteras y caminos de producción para volver a darles a los campesinos e indígenas, las vías para que puedan sacar su producción, para que un enfermos no muera mientras intentan evacuarlo, y la provincia se convierta en gran  productora que aporta al país, donde los productores, ganaderos, campesinos e indígenas tendrán un mejor porvenir; ”y eso está cerca.”

Reiteró que Darién tendrá el hospital terminado, porque cuando él se compromete, cumple. “Vamos a reabrir los centros de salud que estos indolentes que nos han gobernado no han sido capaces de abrir; a lograr asistencia médica en cada rincón apartado de nuestra comarca, de nuestro pueblo.”

El exgobernante afirmó que fue muy grato compartir en Unión Chocó con un médico que perteneció al grupo de estudiantes que durante su gobierno (2004-2009) fue enviado a universidades del exterior.

“Vendrán nuevamente becas para las poblaciones indígenas, para que tengan ustedes profesionales capaces, que vivan en su comunidad. Nosotros sí sabemos cómo ayudar a los estudiantes panameños; vamos a crear un Ifarhu [Instituto para la Formación y Aprovechamiento de los Recursos Humanos] donde no valga una nota de un diputado, un Ifarhu sin influencias, para que ustedes, jóvenes estudiantes, tengan la oportunidad de educarse con dignidad”, aseguró Torrijos Espino.

Conversatorio con profesores, administrativos y estudiantes de la UP

Cabe destacar que, además del recorrido por Metetí, Torrijos Espino sostuvo un conversatorio con profesores, administrativos y estudiantes de la Universidad de Panamá, donde reiteró su compromiso de atraer inversiones para la generación de fuentes de empleos y el crecimiento de la economía del país.

“Vamos a sacar a los corruptos, vengan de donde vengan; viene una nueva revolución contra la desigualdad y la corrupción, que ha impedido que nuestro país crezca y haya oportunidades para todos; nosotros apostamos por un gobierno que defienda los derechos de los panameños”, afirmó.

Allí, dio una amplia explicación de su compromiso de otorgar 150 balboas mensuales a universitariosde las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, destinados a solventar los gastos de transporte y alimentación.

Los estudiantes expresaron su sentir frente a los problemas sociales que los agobian como son: la falta de recursos para cumplir con el pago de la matrícula, inseguridad, transporte, salud, el desempleo, recolección y disposición de la basura, las deterioradas infraestructuras de la UP, al igual que la ausencia de laboratorios y tecnología, entre muchos otros.

“Visualizo a la Universidad de Panamá trabajando hombro con hombro con el gobierno en investigaciones y proyectos de carreteras, agua y tecnología; veo a los jóvenes ganando espacio y participando en los temas nacionales, pues es inaceptable que hayamos retrocedido en el tiempo donde la desidia y las roscas sea lo que prevalezca en Panamá”, aseveró el Torrijos Espino.

De igual manera, indicó que creará la Agencia de Nacional de Medicamentos, porque, frente al ya insoportable “no hay” en las policlínicas y hospitales estatales, la entidad garantizará que haya un buen sistema de inventario de medicinas.

Reiteró el compromiso de volver a resolver la crisis financiera de Caja de Seguro Social, y garantizar el pago de las pensiones a los jubilados, tal como lo hizo en su gobierno [2004-2009].

En cuanto al sistema de educación dijo que los cambios deben estar enfocados en la capacitación de los docentes, optimización de los currículos, mejorar y fortalecer la institucionalidad del Ministerio de Educación y empezar a trabajar en una reforma digital (modalidad flexible e híbrida) al menor tiempo posible.

Sobre las becas y los auxilios económicos afirmó que estos beneficios llegarán a los estudiantes que realmente lo necesitan y se lo merecen; pues no habrá tráfico de influencia ni padrinos políticos.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cortizo inaugura extensión de Línea 1 del Metro hasta Villa Zaita en beneficio de más de 300 mil habitantes

Vie Abr 26 , 2024
La megaobra, ejecutada con mano de obra panameña, representó una inversión de más de B/.230 millones y provee a los residentes de Panamá Norte un medio de transporte seguro y eficiente para mejorar su calidad de vida.

Te puede interesar