Iniciativas relacionadas con la salud pública, la historia y la cultura del país ya son Ley de la República

Una ley promulgada es la 421, que busca prevenir en el país nuevos decesos por causas de picaduras y mordeduras de animales venenosos.

Ciudad de Panamá, Panamá. La Asamblea Nacional (AN) destacó hoy que dos iniciativas de ley discutidas y aprobadas en este órgano del Estado se convirtieron, esta semana, en leyes de la República. Se trata del proyecto 1008, ahora Ley 420, que declara el 21 de enero de cada año como Día del traslado de la ciudad de Panamá La Vieja al Casco Antiguo de Panamá; y el proyecto 945, nueva Ley 421, que promueve la investigación, desarrollo, producción y comercialización de sueros antiponzoñosos, contravenenos y otros antídotos en la República de Panamá.

Las nuevas normas sancionadas fueron publicadas en la Gaceta Oficial N° 29965-A, del pasado 6 de febrero del 2024.

La Ley 420, referente al traslado de la ciudad de Panamá La Vieja al Casco Viejo, establece que cada 21 de enero será de fiesta cultural a nivel nacional, fecha en la que las universidades oficiales y particulares, así como las instituciones gubernamentales y municipales realizarán actividades, tales como reseñas históricas, charlas, publicaciones de libros, festivales de música, giras turísticas y conferencias, entre otras, con la finalidad de exaltar ese día.

La norma también establece que el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Desarrollo Social organizarán actividades conmemorativas a la fecha, con la colaboración de la Fundación para la Preservación del Patrimonio Histórico del Casco Antiguo.

Vale destacar que esta ley, promovida por ciudadanos, ingresó a la Asamblea Nacional, a través de la Dirección para la Promoción de Participación Ciudadana.

Una iniciativa que ayudará a salvar vidas

La otra ley promulgada es la 421, que busca prevenir en el país nuevos decesos por causas de picaduras y mordeduras de animales venenosos.

Discutido en la Asamblea Nacional como proyecto 945, la nueva norma tiene como principal propósito facilitar el acceso a sueros, antivenenos y antídotos a toda la población que los requiera a nivel nacional.

Para tal fin, se instituye al Centro de Investigación e Información de Medicamentos y Tóxicos de la Universidad de Panamá y al Centro Regional de Innovación en Vacunas y Biofármacos AIP, como los encargados de la investigación, desarrollo, producción y comercialización de sueros antiponzoñosos, antivenenos y otros antídotos en la República Panamá.

Además, se podrán autorizar a otros centros para la investigación, desarrollo, producción, abastecimiento y comercialización de sueros antiponzoñosos, antivenenos y otros antídotos, siempre que cumplan con las exigencias legales de las distintas entidades gubernamentales de acuerdo con sus competencias.

Habrá una comisión interinstitucional integrada por el Ministerio de Salud (quien la presidirá), la Universidad de Panamá, el Instituto Conmemorativo Gorgas, la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Centro Regional de Innovación en Vacunas y Biofármacos AIP.

La ley define las responsabilidades de cada una de estas entidades en el cumplimiento de los objetivos. Mientras que la producción, vigilancia, seguridad, almacenamiento, buenas prácticas, distribución, importación de materia prima, comercialización y registro sanitario de los sueros antiponzoñosos y otros antídotos estarán regulados en la Ley de Medicamentos y otras normas vigentes.

Esta iniciativa, propuesta por diputados de la Asamblea Nacional, busca reducir o eliminar la incidencia de víctimas fatales a causa de picaduras o mordeduras de animales venenosos, tomando en cuenta que Panamá es de los países del hemisferio donde más afectaciones se registran.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Inaugurarán en marzo nuevo centro de Salud de Llano Ñopo en la comarca Ngäbe-Buglé

Vie Feb 9 , 2024
El Gobierno destacó que continúa mejorando las instalaciones de salud, en beneficio de las comunidades indígenas y de difícil acceso en la comarca Ngäbe-Buglé.

Te puede interesar