Gobierno pone fecha a “retorno gradual” a clases semipresenciales en el país

Indica el artículo 3 del Decreto que el MEDUCA y el Ministerio de Salud (MINSA), en conjunto con la Comunidad Educativa Escolar, garantizarán que los centros educativos del país cumplan con cada uno de los criterios establecidos en artículo anterior (artículo 2), por lo que serán los encargados y responsables de monitorear y evaluar periódicamente este proceso.

Ciudad de Panamá, Panamá. En medio de opiniones encontradas entre la población panameña sobre un eventual retorno a las aulas de clases, mientras el país mantiene una lucha contra el COVID-19,  el gobierno del presidente Laurentino Cortizo promulgó este martes el Decreto Ejecutivo N° 435 de 13 de abril de 2021, que modifica Calendario Escolar 2021 y establece la implementación de educación semipresencial «de manera gradual y progresiva».

De esta manera, este Decreto, que modifica el calendario escolar 2021 para los centros educativos oficiales y particulares del país, comenzará a regir a partir del lunes 31 de mayo de 2021.

“Implementar para el año escolar 2021 la educación a distancia y semi presencial, con el fin de garantizar el derecho a la salud y a la educación, el acceso y la continuidad de los aprendizajes. Las mismas se desarrollarán con múltiples medios, formatos y estrategias de intervención, en todos los programas que lleva a cabo el Ministerio de Educación”, señala parte del primer artículo del Decreto, que precisa que la implementación de la educación semipresencial “será de manera gradual, progresiva, flexible y segura, de acuerdo con los aspectos de bioseguridad de cada centro educativo y tomando en cuenta los Lineamientos del año lectivo 2021”.

En este mismo artículo, se indica que las Direcciones Regionales de Educación, a través de los centros educativos, organizarán  estrategias como tutorías, visitas domiciliarias, trabajos con padre de familia y acudientes, entrega de material, impreso y tecnológico, acompañamiento de educación por radio, televisión, herramientas tecnológicas y otros recursos disponibles coordinados por el docente, bajo la supervisión del director del centro educativo, manteniendo la motivación y el interés de los estudiantes con el apoyo del acudiente.

No obstante, el Decreto también expone que esta educación semipresencial será aplicada “siempre y cuando” el centro educativo cumpla con algunas condiciones. Entre ellos, haber conformado el Comité Escolar COVID-19, como lo establece la Guía para el establecimiento de las Medidas de Bioseguridad para la Reducción del Riesgo de Contagio del COVID-19; y contar con un Protocolo de Bioseguridad adaptado e implementado; que preferiblemente los educadores  personal administrativo del plantel educativo hayan sido vacunados.

También, contar con el “consentimiento expreso (firma o huella) del padre de familia, acudiente o tutor”, para la asistencia del estudiante al centro educativo; y establecer e implementar el Plan de Retorno Seguro, acorde a la realidad de cada centro educativo y a su entorno comunitario, que implica la modalidad educativa a ejecutar, la atención académica de los estudiantes, el establecimiento de horarios y jornadas de trabajo y cumplimiento de medidas de bioseguridad; son otras de las condiciones.

En el Decreto, el gobierno sustenta que la decisión del citado retorno a clases semipresenciales obedecen a que las condiciones epidemiológicas “han mejorado” y se ha dado inicio al proceso de vacunación a los educadores, lo cual “favorece la apertura de los centros educativos” y el retorno gradual, progresivo, flexible y seguro de los estudiantes a las aulas de claves, “siempre que se garantice el cumplimiento de lo establecido en la Resolución No. 100 de 11 de septiembre de 2020”, emitida por  el Ministerio de Educación (MEDUCA), que adopta la Guía para el establecimiento de las Medidas de Bioseguridad para la Reducción del Riesgo de Contagio de COVID-19 en los centros educativos oficiales y particulares del país; y que a su vez integra el Comité Escolar COVID-19, el cual debe aplicar de manera rigurosa la guía para el regreso a las aulas escolares.

En ese sentido, indica el artículo 3 del Decreto que el MEDUCA y el Ministerio de Salud (MINSA), en conjunto con la Comunidad Educativa Escolar, garantizarán que los centros educativos del país cumplan con cada uno de los criterios establecidos en artículo anterior (artículo 2), por lo que serán los encargados y responsables de monitorear y evaluar periódicamente este proceso.

“Para la implementación de la educación semipresencial se tomarán en cuenta las condiciones epidemiológicas de la COVID-19 del corregimiento o la comunidad donde se ubique el centro escolar y su cantidad de estudiantes, para el cumplimiento de los lineamientos establecidos por el Ministerio de Salud, previstos en la Guía para el establecimiento de las Medidas de Bioseguridad para la Reducción del Riesgo de contagio de la COVID-19”, agrega el artículo 4 del Decreto, que lleva la firma del presidente Cortizo y la titular del MEDUCA, Maruja Gorday de Villalobos.

El documento también advierte (artículo 6) que de presentarse un aumento de casos positivos en el corregimiento, comunidad o algún caso en el centro educativo, el Comité Escolar COVID-19, presidido por el Director del centro educativo, deberá aplicar las Guías Generales establecidas en la Resolución No. 100 de 11 de septiembre de 2020, emitida por el MEDUCA  y cumplir con las recomendaciones de las autoridades del MINSA.

Este Decreto Ejecutivo, que modifica el artículo 2 del Decreto Ejecutivo No. 25 de 14 de enero de 2021, y que también señala que el uso del uniforme escolar “no será obligatorio”, comenzará a regir a partir del lunes 31 de mayo de 2021.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Lanzan en Panamá nueva plataforma de pagos en línea para agilizar pagos con seguridad en comercios

Mié Abr 14 , 2021
Evertec cuenta con diferentes herramientas de seguridad para prevención y mitigación de fraude desde el enrolamiento del cliente o la tarjeta, así como durante la operación de la transacción que pueden integrarse para una protección real en todos los canales de pago.

Te puede interesar