Advierten aumento de casos de COVID-19 e “importante” aumento en porcentaje de positividad

El MINSA indicó que toda persona con síntomas respiratorios que acuda a una instalación de salud debe usar mascarilla como medida de prevención.

Ciudad de Panamá, Panamá. El Ministerio de Salud (MINSA) sostuvo hoy que la decisión de levantar el uso obligatorio de la mascarilla país se basó a la estrategia en la cobertura de vacunación en la población, aunado a los indicadores epidemiológicos, la adquisición de medicamentos de eficacia comprobada para el tratamiento de la COVID-19, evitando complicaciones de la misma en pacientes de riesgo.

Igualmente, la medida se sustentó producto de la revisión bibliográfica, discusión técnica y de una amplia consulta con los expertos en este tema, haciendo un llamado a mantener el autocuidado de la población y a no bajar la guardia.

Según consta en el Decreto que ordena levantar el uso obligatorio de la mascarilla en las instalaciones de salud públicas y privadas, se establece que el personal de salud deberá cumplir con las precauciones estándares tales como: higiene de manos, higiene respiratoria, uso de equipo de protección personal-EPP, de acuerdo con el riesgo de exposición; mascarilla, guantes, bata, protector ocular o facial, entre otras medidas, durante la atención de pacientes y aplicar precauciones, de acuerdo con lo establecido en las normas de medidas básicas para la prevención y control de infecciones asociadas a la atención en salud señaladas en la Resolución No.510 del 28 de junio de 2019.  

Recomendaciones

Todos los usuarios de las instalaciones sanitarias, incluidos pacientes y visitas deben cumplir con las medidas de prevención y control de infecciones que le indique el personal de salud, así como las reglas que se establezcan para su ingreso.

Toda persona con síntomas respiratorios debe usar mascarilla como medida de prevención. 

Paralelamente el MINSA reitera mantener la importancia de continuar implementando las medidas de bioseguridad recomendadas tales como el uso de mascarilla, lavado de manos, distanciamiento físico entre otras, sobre todo en áreas de riesgos y procurando el bienestar de las personas vulnerables, adultos mayores o pacientes de alto riesgo.

Cada persona según el entorno en que se encuentre debe implementar las medidas de bioseguridad pertinentes (uso de mascarilla, higiene de manos, uso de alcohol y distanciamiento entre otros), para minimizar la probabilidad de enfermarse, principalmente en áreas de riesgo: espacios cerrados con poca ventilación y con aglomeración de personas. Importante también evitar conversaciones de cerca a menos de un (1) metro, mejorar la ventilación en espacios cerrados y evitar aglomeraciones, en conjunto con otras medidas reducen el riesgo de contagio por la COVID-19 y otras infecciones respiratorias. 

Estas medidas deben priorizarse en la población vulnerable o con mayor riesgo a enfermarse gravemente o morir, como son: los adultos mayores de 60 años, personas con enfermedades crónicas, pacientes inmunosuprimidos, personas no vacunadas o con esquema incompleto de vacunación, los menores de 5 años y las embarazadas, los cuales deben tomar la decisión de implementar las medidas de bioseguridad pertinentes en áreas de riesgo. 

A pesar de que se levantó el uso de la mascarilla, el Ministerio de Salud recomienda la utilización  en grupos vulnerables, y en personas cuyos trabajos tengan que ver con atención directa al público, personas con síntomas respiratorios, y para áreas de mayor riesgo.

En las últimas semanas se ha presentado un aumento de los casos de COVID-19 y un importante aumento en el porcentaje de positividad. La temporada de fiestas, la aglomeración de personas y las condiciones climáticas son propicias para la propagación de enfermedades respiratorias producidas por los virus respiratorios que circulan en el país, que, aunque cursan por lo general con cuadros leves, si se llega a contagiar los grupos de población vulnerables y con enfermedades crónicas pudieran complicarse, conllevando hospitalizaciones e incluso desenlace fatal.

Para el MINSA es importante que la población continúe con las medidas de bioseguridad y vacunarse sobre todo los grupos vulnerables y los que no han completado el esquema de vacunación para COVID-19.  Al igual la entidad recomienda vacunarse contra la influenza y neumococo.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

1,527 nuevos agentes se suman a la Fuerza Pública panameña

Jue Dic 28 , 2023
En nombre del mandatario Laurentino Cortizo, el vicepresidente Carrizo felicitó a los nuevos miembros de la Fuerza Pública, a quienes exhortó a desempeñar sus funciones con humildad.

Te puede interesar