Atienden a 4 familias afectadas por deslizamiento de tierra en Bocas

Las cuatro familias perjudicadas vivían en casas estilo tambo y utilizaban agua de lluvia o de quebrada para sus quehaceres, además letrinas y se alumbran con paneles solares.

Teribe, comarca Naso Tjër Di. Personal técnico y social del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) realizó hoy una evaluación social a cuatro familias cuyas casas estilo tambo fueron afectadas por un deslizamiento de tierra, ocurrido en días pasados, en el corregimiento de Teribe, comarca Naso Tjër Di, en la provincia de Bocas el Toro.

La más perjudicada es la adulta mayor María Duran, de 62 años, quien habita con su nuera de 24 años y dos nietos menores de edad, cuyo sustento lo obtienen de la agricultura y el apoyo que recibe de su nuera del programa Red de Oportunidades.

El director regional del Miviot, Alfonso Vaz dijo que a esta familia se le construirá una unidad básica de vivienda, ya que su hogar sufrió daños considerables en sus estructuras y afortunadamente cuentan con terreno propio.

Mientras que las otras tres familias, serán reubicadas hacia otro terreno, ya que el área donde viven representa un peligro eminente de deslave de tierra, según informe suministrado por el Sistema Nacional de Protección Civil.

Al no contar con registro de tierra, se les gestionó el apoyo con materiales de construcción a través del despacho del diputado Benicio Robinson y ellos mismos levantarán sus casas en su estilo tradicional de tambo.

Se trata de Misael Torres, de 38 años, quien reside con su cónyuge Aracely Castillo, de 34 años y sus siete hijos menores de edad. Esta familia nuclear se mantiene con lo que recibe el adulto como albañil que realiza de manera eventual, y del beneficio que brinda Red de Oportunidades y su casa fue otra que sufrió daños.

Igualmente, el adulto Marvin Serrano, de 28 años, su cónyuge Lleisi Castillo, de 32 años y sus tres hijas menores de edad, viven de la agricultura y del beneficio que reciben de Red de Oportunidades.

La cuarta familia (tercera por reubicar) es la integrada por Guillermina Rodríguez, de 67 años, su esposo José Castillo, de72 años y su nieto de 10 años. Ambos adultos presentan enfermedades crónicas, se sustentan de la agricultura y están dentro del programa 120 a los 65.

Las cuatro familias perjudicadas vivían en casas estilo tambo y utilizaban agua de lluvia o de quebrada para sus quehaceres, además letrinas y se alumbran con paneles solares.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Autoridades de salud recomiendan no bajar la guardia ante enfermedades de transmisión sexual

Jue Nov 23 , 2023
La detección temprana de VIH ayuda a que no evolucione a SIDA y cause mayor afectación al individuo. Si mantiene actividades sexuales con más de una pareja hágase la prueba, una detección temprana puede salvar su vida.

Te puede interesar