Por su parte, Luis Eduardo Camacho, en su calidad de vocero del ex presidente, afirmó que “Ricardo Martinelli y su familia están cansados de que elementos ajenos estén utilizando los tribunales como una venganza política; por ello, se presentarán denuncias contra todas aquellas personas y adversarios que están orquestando esta campaña, desde Panamá, para que sean llevados a la justicia”.