Guerra sostuvo, además, que la lucha ancestral de los pueblos originarios de Bolivia es un ejemplo de la lucha de todos los pueblos de Abya Yala que siguen buscando el aseguramiento y tenencia de sus tierras, el respeto a su cultura, a sus tradiciones, la batalla contra la discriminación y la lucha contra la pobreza y las desigualdades económicas, políticas y sociales.