Sanidad Vegetal aclara sobre productos que ingresaron con plaguicidas a Costa Rica

Rodríguez indicó que en el caso específico y siempre, según el comunicado de prensa de Costa Rica, se trata de un caso aislado de una empresa exportadora panameña…

Ciudad de Panamá, Panamá. El Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) se pronunció este domingo en referencia al Comunicado de Prensa que aparece en la página web del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) de Costa Rica, titulado: “SFE rechazó el ingreso de tomate, chile dulce y hongos que venían desde Panamá con alta presencia de plaguicidas” y a otras notas de contenido relacionado publicadas en medios escritos de Costa Rica.

Al respecto, la Dirección de Sanidad Vegetal, a cargo del ingeniero Pablo Rodríguez, del MIDA señaló que es de sorpresa que estas publicaciones a la fecha de hoy, las autoridades competentes panameñas, no han recibido notificación formal por parte del SFE de las supuestas no conformidades anunciadas en los medios de comunicación.

Destaca que los productores, cuya producción es destinada al mercado nacional y de exportación participan de programas de vigilancia en campo para el monitoreo de plaguicidas, lo que implica el muestreo de productos frescos, análisis cualitativos y cuantitativos para determinar residuos de plaguicidas de manera periódica.

Además señala que amparados en estos controles, actualmente se exportan frutas y vegetales frescos, tales como piña, sandía, zapallo, melón, calabazas, papaya, banano, pimentones entre otros; a mercados tan exigentes como Norteamérica, Europa y Asia. Sin reportes de rechazo de tales productos por exceder los Límites Máximos de Residuos de Plaguicidas.

Rodríguez indicó que en el caso específico y siempre, según el comunicado de prensa de Costa Rica, se trata de un caso aislado de una empresa exportadora panameña; que presentó violaciones a los LMR en tomate, pimentón y hongos, resultados que causan sorpresa a las autoridades, toda vez que 7 días antes de las exportaciones, estos productos fueron muestreados en campo y analizados en el laboratorio oficial de análisis de residuos de plaguicidas de la Sanidad Vegetal, encontrándose en conformidad con los parámetros establecidos en la normativa vigente.

El director sostuvo que a solicitud de la empresa exportadora afectada, la Dirección Nacional de Sanidad Vegetal, a través del Departamento de Buenas Prácticas y Trazabilidad Agrícola, activa el proceso de rastreabilidad que permitió detectar que uno de los proveedores realizó una aplicación indebida de plaguicidas, posterior a la fecha de los muestreos oficiales, incrementando los niveles de plaguicidas en los vegetales frescos, que fueron detectados por el laboratorio del Servicio Fitosanitario del Estado, resultando en el rechazo y destrucción del embarque.

“Los lotes afectados con las aplicaciones, fueron destruidos, lo cual fue verificado por la Sanidad Vegetal. Adicionalmente, el productor involucrado fue inhabilitado como proveedor de la empresa exportadora”, manifestó.

La Dirección de Sanidad Vegetal anunció con base a la normativa vigente que tomará las siguientes medidas:

  • Los productores involucrados participarán en capacitaciones sobre las Buenas Prácticas Agrícolas con énfasis en el uso adecuado de plaguicidas.
  • Estarán sometidos a muestreos sistemáticos de seguimientos a los productos de los productores involucrados.
  • Coordinará con el MINSA, las acciones de seguimiento a nivel local, para evitar la comercialización y consumo de productos contaminados.
  •  Solicitará al SFE que remitan la notificación oficial de éste tema en específico, con toda la documentación de respaldo.

Posterior a éste caso, la empresa exportadora con el apoyo de la Dirección de Sanidad Vegetal, ha logrado la exportación de nuevos envíos con resultados satisfactorios a los requisitos del SFE.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Conectividad marina, pieza clave para la gobernanza  oceánica regional

Lun May 9 , 2022
La Estación Científica Coiba AIP desde su inicio ha propuesto como meta institucional estudiar la conectividad en sus diferentes niveles y dimensiones desde los genes hasta los ecosistemas.