Gobierno reconoce labor de voluntarios que han contribuido al servicio del país

En los últimos dos años un sinnúmero de escuelas, comedores, parques, bibliotecas, clubes cívicos y Casas Hogares se han beneficiado con el trabajo de ciudadanos que han aportado su tiempo…

Ciudad de Panamá, Panamá. Este lunes, el mandatario Laurentino Cortizo, en compañía de la ministra de Desarrollo Social (MIDES), María Inés Castillo, participaron este lunes de la gala “Voluntarios del Bicentenario” que reconoció la labor de 148 ciudadanos que, con su trabajo y dedicación, han contribuido al desarrollo del país y han colaborado en emergencia nacionales incluyendo el COVID-19.

La actividad se dio en el marco del Día Internacional del Voluntariado. En reconocimiento de esa labor titánica, estos ciudadanos recibieron medallas que simbolizan el esfuerzo, la entrega y las horas invertidas que permitió que 10.7 millones de bolsas de comida y 3.4 millones de bonos y otras asistencias llegaran a la mano de panameños y extranjeros que durante la pandemia perdieron sus empleos y con ello ingresos para sufragar sus gastos básicos.

La actividad –organizada por el Consejo Nacional de Voluntariado (Conavol), adscrita al MIDES y las Naciones Unidas- estuvo representada por dos categorías: Contribución al cumplimiento de los ODS y Contribución a la respuesta a la emergencia nacional, que generó más de 200 nominaciones. Todos fueron galardonados.

Cortizo entregó las medallas a bomberos, personal del Sinaproc, personal de organizaciones sin fines de lucro (ONG), personal de hospitales, bancos, instituciones y ciudadanos comunes que durante la cuarentena ayudaron para minimizar los efectos de un virus que puso a prueba la voluntad y determinación de todo un país.

“La valentía y el compromiso de estos voluntarios fue determinante para que  la asistencia y la ayuda del Estado llegara a quienes más lo necesitaban. Esto solo demuestra que el voluntariado es clave para propiciar el crecimiento personal y generar cambios en los social, económico y ambiental”, afirmó  Cortizo.

El Presidente destacó que en los tiempos de cambio que vive la humanidad, necesitamos continuar uniendo fuerzas, sumando voluntades, trabajando en equipo para construir un Panamá más inclusivo y sostenible.

Mientras que la ministra Castillo indicó que no hay mejor premio por ser voluntario, que la realización que se siente al saber que se mejoró la vida de otro, que se sacó una sonrisa, que se aportó a la construcción de las bases del progreso y bienestar de todos.

La Ministra recordó que la Covid 19, provocó que más de 5,000 voluntarios a nivel nacional se alistaran a trabajar por el beneficio común de la sociedad.

Una de las medallas la recibió Laura Huertas de la organización Anyar, que en lengua guna significa “nuestro territorio”.

 Esta joven, de 26 años en tiempo de pandemia desarrolló la primera consultoría gratuita para familias de la Comarca Guna Yala y así conocieran sus derechos.

Por redes sociales, Laura y otros 50 jóvenes ayudaron a decenas de familias a conocer los beneficios a los que podían acceder y otras interrogantes que surgieron durante la pandemia.

Laura, quien desde los 17 años es voluntaria, está convencida que trabajar por el bienestar de los demás, sin pedir nada a cambio, es la mejor manera de construir una sociedad donde todos y todas tengan las mismas oportunidades. 

Castillo cerró su participación indicando que los voluntarios son verdaderos actores clave en los procesos de desarrollo de nuestro país.

En la actividad participó la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Doris Zapata; la viceministra del Mides, Milagros Ramos Castro; la directora Regional del programa voluntarios ONU para América Latina y el Caribe, Lita Paparoni; el director ejecutivo de SumaRSE, Bruno Basile; el director de Voluntariado del Mides, Daniel Gómez Nates; ministros de estados y directores de diferentes instituciones.

El poder del voluntariado en Panamá

En los últimos dos años un sinnúmero de escuelas, comedores, parques, bibliotecas, clubes cívicos y Casas Hogares se han beneficiado con el trabajo de ciudadanos que han aportado su tiempo, conocimientos y experiencias para mejorar estos entornos y refrescar así la cara de muchas comunidades.

Se trata de panameños y extranjeros entre los 14 y 85 años que se han sumado al Servicio Nacional de Voluntariado del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

En el mismo periodo estos héroes anónimos han logrado desarrollar más de 400 acciones comunitarias en todo el país.

Los trabajos de estos voluntarios también están relacionados a la conservación del medio ambiente a través de la limpieza de playas, áreas verdes y siembra de árboles, entre otras tareas que fomentan una relación amigable con el ecosistema.

A pesar de la pandemia se han logrado avances significativos. A la fecha se han instalado Comités de Voluntariado Comunales en las siguientes regiones: 3 en la provincia de Los Santos; 2 en Veraguas; 2 en la Comarca Guna Yala; 1 en Chiriquí, 1 en Bocas del Toro; 1 en Coclé y 1 en el corregimiento de Curundú en el distrito de Panamá.

La instalación de estos comités ha permitido intervenir espacios comunes con convocatorias que han congregado a más de 100 personas que han pintado y remodelado espacios comunes con la participación de extranjeros, entre ellos, colombianos, chilenos, costarricenses y venezolanos.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Reportan 332 nuevos casos de COVID y un deceso en 24 horas

Mié Dic 8 , 2021
El informe suministrado por el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) revela que desde el 20 de enero cuando empezó la Operación PanavaC-19 a la fecha se han aplicado 6,086,896 dosis de vacunas contra el COVID-19...