Reportan 360 nuevos casos y 9 muertos en 24 horas

El informe enviado este viernes al MINSA por el Programa Ampliado de Inmunización (PAI), indica que Panamá alcanzó un total de 5,131,621 vacunas aplicadas contra la COVID-19 en todo el territorio nacional…

La región de Salud de Panamá Oeste y la dirección de Epidemiología regional con el apoyo de los Equipos de Respuesta Ràpida (ERR), Equipos Unificados de Trazabilidad (EUT) y Promoción de la Salud, laboran de forma permanente para detectar nuevos casos y detener de manera oportuna la cadena de transmisión del COVID-19 en la provincia. Foto: cortesía MINSA.

Ciudad de Panamá, Panamá. Las autoridades panameñas de salud reportaron este viernes un total de 360 nuevos casos de COVID-19 y 9 muertos en 24 horas, además de un deceso de fecha anterior, mientras la Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó en un informe la disminución que registra Panamá en los índices de letalidad y cifras de hospitalizados en sala.

El Ministerio de Salud (MINSA), en su informe epidemiológico (Comunicado No. 563), informó que, al corte de este viernes, 10 de septiembre, en Panamá se contabilizan 449,198 pacientes recuperados, 360 casos positivos nuevos, para un total acumulado de 461,590.

Se aplicaron 7,916 pruebas y se mantiene un porcentaje de positividad de 4.5%.

En las últimas 24 horas se han registrado 9 defunciones y se actualiza 1 fallecimiento de fecha anterior, para un total de 7,122 acumuladas, lo que representa una letalidad del 1.5 %.

Los casos activos hasta este viernes suman 5,270. En aislamiento domiciliario se reportan 4,947 de los cuales 4,752 se encuentran en casa y 195 en hoteles. Los hospitalizados suman 323 y de ellos 241 se encuentran en sala y 82 en UCI.

El jueves, 9 de septiembre, el MINSA había contabilizado un total de 461,230 casos acumulados de COVID-19 en todo el país y un total de 7,112 defunciones.

El MINSA recuerda a la población que de presentar síntomas relacionados al virus debe acudir inmediatamente en busca de atención médica y someterse a una prueba COVID-19.

OPS destaca baja de hospitalizaciones y letalidad en Panamá por Covid-19

El más reciente informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) destaca que desde el mes de julio a la fecha, en Panamá ha bajado la letalidad y las cifras de personas hospitalizadas en sala y en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), a causa de la COVID-19.

La OPS indicó que en la última semana de julio, en promedio ingresaron en sala 592 pacientes y en UCI 117 personas.

Posteriormente, en el mes de agosto el promedio de personas en sala fue de 363 y en UCI de 106 pacientes, lo que representa una disminución relativa del 63% y del 10,4%.

Hasta el 4 de septiembre, se contabilizaron 253 pacientes en sala y 95 en UCI.

El informe señala que la letalidad en Panamá se mantuvo en 1,6%, ocupando la segunda posición entre los países centroamericanos con más baja letalidad después de Costa Rica (1,2%) al igual que entre los países de las Américas. El promedio para la región es de 2,5%.

Informe de vacunación

El informe enviado este viernes al MINSA por el Programa Ampliado de Inmunización (PAI), indica que Panamá alcanzó un total de 5,131,621 vacunas aplicadas contra la COVID-19 en todo el territorio nacional, incluyendo primeras y segundas dosis de las casas farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca.

De la casa farmacéutica Pfizer se han aplicado 4,392,648 vacunas, mientras que de AstraZeneca se han colocado 738,973 dosis.

Para este viernes, se aplicaron 10,094 vacunas en la Región Metropolitana de Salud (Juan Díaz y Circuito 8-10); 9,915 en la Región de Salud de San Miguelito; 4,277 en Chiriquí; 706 en la provincia de Los Santos y 438 dosis en la provincia de Herrera.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Inspeccionan viviendas en Divalá para verificar si presentan daños estructurales

Sáb Sep 11 , 2021
Castro agregó que dentro de las recomendaciones efectuadas a las autoridades locales está ubicar un terreno en un área segura para considerar la ayuda que se le pueda brindar a estas familias de pobreza extrema.