COVID-19 mantiene fuerte repunte, reportan mil 709 nuevos casos y 9 muertos

El viernes, 27 de noviembre, el MINSA había contabilizado un total de 161,744 casos acumulados de COVID-19 en todo el país y un total de 3,030 defunciones.

Imagen ilustrativa. Foto: cortesía MINSA.

Ciudad de Panamá, Panamá. Autoridades panameñas de salud y ex ministros de esta cartera se reunieron este sábado para analizar la situación actual del COVID-19 en diversos puntos del país y su fuerte repunte, así como las recomendaciones o medidas para contener la propagación del virus, que registró 1,709 contagiados en 24 horas y 9 muertes más.

En el ámbito global, el Ministerio de Salud (MINSA) informó que en el mundo se registran 39,600,038 personas recuperadas, mientras que se suman un total de 61,818,348 casos positivos por COVID-19 acumulados y 1,445,915 defunciones para un porcentaje de letalidad de 2.3%, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cuanto a Panamá, en su informe epidemiológico Comunicado No. 278), el MINSA anunció que al corte de este sábado 28 de noviembre, se contabilizan 142,872 pacientes recuperados, 1,709 casos positivos nuevos, para un total acumulado de 163,453.

A la fecha se aplicaron 10,936 pruebas, para un porcentaje de positividad de 15.6% y se han registrado 9 nuevas defunciones, que totalizan 3,039 acumuladas y una letalidad del 1.9 %.

Los casos activos suman 17,542. En aislamiento domiciliario se reportan 16,447 personas de los cuales 15,798 se encuentran en casa y 649 en hoteles. Los hospitalizados suman 1,095 y de ellos 950 se encuentran en sala y 145 en UCI.

El viernes, 27 de noviembre, el MINSA había contabilizado un total de 161,744 casos acumulados de COVID-19 en todo el país y un total de 3,030 defunciones.

Autoridades analizan medidas frente a repunte del COVID-19

Exministros de Salud, miembros del Consejo de Consultivo, se reunieron en la Presidencia de la República con el actual jefe de la cartera, Luis Francisco Sucre y otros funcionarios de la institución para evaluar y recomendar acciones para enfrentar la COVID-19.

Nadja Porcell, directora General de Salud del Ministerio de Salud (MINSA), quien participó de la reunión informó que fue un interesante encuentro de intercambio de ideas y sugerencias. La reunión se realizó guardando todas las medidas de bioseguridad, algunos incluso estuvieron de manera virtual.

La idea era conversar sobre la situación nacional de la pandemia, hacer un análisis de toda la información y las estadísticas, las respuestas y propuestas fueron interesantes, dijo Porcell. Ellos también tuvieron que enfrentar diversas crisis de salud en sus periodos y esa retroalimentación siempre es importante para trazar rutas de posibles soluciones, aseguró Porcell.

Recomendaron no bajar la guardia y realizar intercambio de experiencia de manera constante para comparar acciones; así como trabajar con el apoyo de los líderes comunitarios que conocen sus comunidades. A la vez recomendaron que hay que reforzar algunas medidas y los mensajes, ya que no es lo mismo el área urbana que las rurales o las indígenas, cuyas realidades son diferentes.

Sus aportes son importantes para incorporarlos en estos momentos, básicamente realizaron recomendaciones al proceso de trazabilidad, que debe realizarse una intervención de manera focalizada en las áreas con mayor incidencia de casos.

Felicitaron al MINSA por el empeño que durante todo este proceso han demostrado los Equipos de Respuesta Rápida (ERR) y los Equipos Unificados de Trazabilidad (EUT) para bajar las cifras y el apoyo solidario de todos los equipos de salud a los positivos y sus familias.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cortizo no quiere “cuento” de molineros que afectan a productores del país

Dom Nov 29 , 2020
Por otro lado, se comprometió con los pescadores a que las autoridades de la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) y la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) se encarguen de sancionar a las personas que abusan de las malas prácticas de los recursos del mar.