Panamá acumula 123,498 casos de COVID-19 y 2,546 defunciones

El MINSA reiteró a la ciudadanía que se mantiene vigente el toque de queda de lunes a sábado de 11:00 p.m. a 5:00 a.m., mientras que este domingo 18 de octubre se mantendrá la cuarentena total. Igualmente se informa que el uso de las playas sigue prohibido hasta nuevo aviso.

Imagen ilustrativa. Foto: cortesía MINSA.

Ciudad de Panamá, Panamá. Las autoridades panameñas de salud confirmaron este viernes un total de 615 nuevos casos de COVID-19 y 17 nuevas defunciones, cifras que elevan a 123,498 el total de casos acumulados en el país centroamericano y a 2,546 el total de víctimas en lo que va de la pandemia, respectivamente.

En el ámbito global, el Ministerio de Salud (MINSA) informó que en el mundo se registran 26,950,857 personas recuperadas, mientras que se suman un total de 39,081,143 casos positivos por COVID-19 acumulados y 1,100,635 defunciones para un porcentaje de letalidad de 2.8%, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cuanto a Panamá, en su informe epidemiológico (Comunicado No. 235), el MINSA anunció que al corte de este viernes, 16 de octubre, se contabilizan 99,286 pacientes recuperados, 615 casos positivos nuevos, para un total acumulado de 123,498.

A la fecha se aplicaron 6,472 pruebas, para un porcentaje de positividad de 9.5% y se han registrado 17 nuevas defunciones, que totalizan 2,546 acumuladas y una letalidad del 2.1 %.

Los casos activos suman 21,666. En aislamiento domiciliario se reportan 20,888 personas, de los cuales 20,407 se encuentran en casa y 481 en hoteles. Los hospitalizados suman 778 y de ellos 662 se encuentran en sala y 116 en UCI.

El jueves, 15 de octubre, el MINSA había contabilizado un total de 122,883 casos acumulados de COVID-19 en todo el país y 2,529 defunciones.

Cuarentena total y prohibición de uso de playas se mantienen

El MINSA reiteró a la ciudadanía que se mantiene vigente el toque de queda de lunes a sábado de 11:00 p.m. a 5:00 a.m., mientras que este domingo 18 de octubre se mantendrá la cuarentena total. Igualmente se informa que el uso de las playas sigue prohibido hasta nuevo aviso.

El gobierno destacó que tras cinco días de reapertura, a través de las medidas de control establecidas en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el MINSA ha logrado detectar unas trece personas que han intentado ingresar a territorio panameño sin las respectivas pruebas que se exigen para descartar el padecimiento de la COVID-19.

La exigencia de las pruebas es parte de las acciones que se toman para proteger a los usuarios de las instalaciones de los puntos de entrada al país, las tripulaciones de las naves, así como los trabajadores de los aeropuertos.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, indicó que la detección de estas personas demuestra que los controles establecidos están funcionando.

Desde el 12 de octubre, fecha que se dio la reapertura del Aeropuerto de Tocumen han ingresado al país hasta el momento 5,433 personas.

Actualmente, se obliga a toda persona que ingresa al país presentar una prueba negativa de COVID-19 con un mínimo de 48 horas. En caso de no tenerla, la persona tendrá que hacerse una en los puestos habilitados en el aeropuerto para este fin a un costo de B/.50.

Desde antes de la reapertura del Aeropuerto Internacional de Tocumen, el pasado lunes 12 de octubre, se han reforzado estrictos controles sanitarios, las cuales se mantendrán.

El MINSA reitera a toda la población que las medidas de bioseguridad y los protocolos de salud son de estricto cumplimiento para todos.

Mientras, las quince regionales de todo el país y los Equipos Unificados de Trazabilidad (EUT) desplegados por todo el territorio nacional siguen haciendo el trabajo en las comunidades con el fin de captar los casos positivos y sus contactos en las respectivas residencias de los pacientes.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Descartan daños en vivienda tras colapso de muro en Arraiján

Sáb Oct 17 , 2020
Yesenia Sánchez, directora de las oficinas del Miviot en Arraiján, manifestó que en la evaluación realizada por el equipo se pudo concretar que no hubo daños estructurales en la residencia, ni en la del vecino.