Nuevo IPM identifica sectores más carenciados y vulnerables del país

La titular de la Cartera Social agregó que este informe visualiza las graves carencias que enfrentan los panameños en sus comunidades y de la urgente necesidad de trasladar la oferta estatal a las comunidades más golpeadas por la pandemia.

Imagen ilustrativa. Foto: cortesía MIDES.

Ciudad de Panamá, Panamá. La Secretaría Técnica del Gabinete Social, adscrito al Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), elaboró el índice de Pobreza Multidimensional (IPM-C) a nivel de distritos y corregimientos elaborado, con el cual se ha identificado los sectores más vulnerables del país a partir de evidencia científica. De acuerdo con el estudio en Panamá existen 98 corregimientos con alto porcentajes de pobreza multidimensional, donde más del 90% del total de su población son pobres.

Se informó que de los 98 corregimientos que se identifican, un total de 55 pertenecen a la Comarca Ngäbe-Buglé, y en 19 de ellos, su población en su totalidad viven en condiciones de pobreza.

El estudio, que fue elaborado con la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ha identificado cincos corregimientos en la capital con indicadores de pobreza muy parecidos a los encontrado en la Comarca Ngäbe-Buglé. Estos se encuentran en el distrito de Chiman y corresponden a Gonzalo Vásquez (100%); Brujas (97.6%); Pásiga (94.3%) y Chimán cabecera (93.1%).

El IPM-C también analizó la pobreza en los distritos más poblados. Al ordenar los corregimientos por mayor densidad de población el IPM-C, identificó que Chilibre, Pacora, Tocumen, La 24 de diciembre, Arraiján Cabecera, Ernesto Córdoba Campos, Las Cumbres, Arnulfo Arias, Burunga y Belisario Porras, son los 10 corregimientos con mayor cantidad de población en pobreza en los distritos las provincias de Panamá y Panamá Oeste.

Al analizar la intensidad de la pobreza, resulta que casi la cuarta parte de los corregimientos del país, presentan carencias en más de la mitad de los indicadores que mide el IPM-C, es decir en, educación; viviendas y servicios básicos; entorno y saneamiento; trabajo; salud y agua. 

El informe añade que en la Comarca Ngäbe-Buglé las privaciones más altas se presentan en indicadores como: educación; vivienda inadecuada; carencias de electricidad y manejo inadecuado de la basura. Aquí las privaciones llegan al 80%.

La ministra del MIDES, María Inés Castillo de Sanmartín indicó que “la información recopilada es valiosa porque por primera vez se está midiendo la pobreza por distritos y corregimientos. Es una mirada con zoom a la realidad territorial que le permite al Gobierno Nacional accionar el Plan Colmena en los sectores que más lo necesitan”.

La titular de la Cartera Social agregó que este informe visualiza las graves carencias que enfrentan los panameños en sus comunidades y de la urgente necesidad de trasladar la oferta estatal a las comunidades más golpeadas por la pandemia.

Para la ministra se trata de un instrumento valioso  que sentará las bases para alcanzar la Sexta Frontera y subsanar las carencias preexistentes a la emergencia sanitaria en temas como; educación, salud, empleo, agua potable que se requieren para reducir las brechas de desigualdad evidenciadas por la pandemia.

¡Por qué hablar de pobreza multidimensional? Para Linda Maguire, Representante Residente del PNUD en Panamá, esto tiene que ver con el hecho de que las personas para desarrollarse requieren satisfacer una serie de necesidades desde la más básica como alimentación, hasta necesidades sociales y de autor relación, lo que permite la ampliación de las capacidades y oportunidades.

Es por ello – agrega Maguire – que las privaciones en múltiples dimensiones del desarrollo limitan el progreso de las personas, en el presente, pero sobre todo a largo plazo.

Agregó que Panamá se está sumando a los países que construyen una mirada propia de la pobreza al desarrollar este nuevo IPM-C, que permite conocer una aproximación a la pobreza con el objetivo de priorizar las áreas donde se implementará el Plan Colmena.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Evalúan residencias en riesgo por crecidas del río Mula en Bugaba

Vie Oct 9 , 2020
Castro explicó que el equipo de Trabajo Social del Miviot procederá a realizar la segunda fase de la evaluación, que consiste en la investigación social de cada familia, lo que permitirá conocer el número de adultos y niños que ocupan las residencias.