Piden a Cortizo sanción de norma que crea nuevos corregimientos en Bocas

2

Para SITRAIBANA Y SITRABAI, en el ámbito de salud, por ejemplo, los gobiernos locales pueden desarrollar proyectos de construcciones, remodelaciones y mejoramiento de hospitales, centros y puestos de salud, sistema sanitario para vivienda, agua potable.

Archivo. Tras la aprobación en tercer debate, participaron de la firma del Proyecto de Ley 135, la primera vicepresidenta de la AN, Cenobia Vargas (centro), el diputado Benicio Robinson (izq.) y su suplente Rupilio Ábrego (der.). Foto: cortesía AN.

Changuinola, Bocas del Toro. Miembros del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano, Agropecuaria y Empresas Afines (SITRAIBANA) y del Sindicato de Trabajadores Productores de Banano Independiente (SITRABI) instan al presidente Laurentino Cortizo a sancionar el Proyecto de Ley 135 que crea nuevos corregimientos en la provincia de Bocas del Toro.

En carta dirigida al mandatario Cortizo, con la firma del secretario general de SITRAIBANA, Francisco Smith, los obreros expresaron su respaldo a la iniciativa que fue aprobada en tercer debate de la Asamblea Nacional (AN) el pasado miércoles 19 de agosto, con la cual se crean nuevos corregimientos en la provincia de Bocas del Toro. Este proyecto modifica, además, la Ley 39 del 8 de junio de 2015, mediante el cual se creó el distrito de Almirante, segregado del distrito de Changuinola.

“En representación de la Junta Directiva de los Trabajadores bananeros de la provincia de Bocas del Toro, me dirijo a usted muy respetuosamente con la finalidad de expresar nuestro apoyo a este proyecto de Ley No. 135 que crea los nuevos corregimientos y segrega el corregimiento de Cauchero del Municipio de Bocas del Toro y anexa al Municipio de Almirante…”, destaca la misiva con fecha del 25 de agosto.

El proyecto, impulsado por el diputado del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD), Benicio Robinson, plantea una nueva división territorial que comprende los nuevos corregimientos de Boca del Drago y San Cristóbal, en el distrito de Bocas del Toro; Finca 66, Finca 12, Finca 4, Finca 51, La Mesa y Barranco Adentro, en el distrito de Changuinola; Miraflores, Bajo Culubre y Ceiba, en el distrito de Almirante; y el corregimiento de Cauchero, que se segrega del distrito de Bocas del Toro y se incorpora al distrito Almirante.

“En virtud del mejoramiento de la provincia en tema de infraestructura, de salud, educación, entre otros, es menester la creación de nuevas juntas comunales ya que con esta opción pueden unir las partidas que reciben del fondo del impuesto de bienes e inmuebles para desarrollar obras en conjunto. De igual medidas pueden unificar partidas de las juntas comunales con las alcaldías y de estas con instituciones del gobierno central”, sustenta la nota.

Para SITRAIBANA Y SITRABAI, en el ámbito de salud, por ejemplo, los gobiernos locales pueden desarrollar proyectos de construcciones, remodelaciones y mejoramiento de hospitales, centros y puestos de salud, sistema sanitario para vivienda, agua potable.

Agregan que en educación se pueden construir, ampliar, reparar o mejorar instalaciones de centros educativos y bibliotecas, así como abastecimiento y equipamiento de escuelas, tele básica, colegios y comedores.

“En resumen lo que establece esta ley sobre creación de nuevos corregimientos sea sancionado por parte del Ejecutivo de esta manera beneficiará a la población bocatoreña”, concluye la carta dirigida al presidente Cortizo.

Redacción

2 thoughts on “Piden a Cortizo sanción de norma que crea nuevos corregimientos en Bocas

  1. Estoy de acuerdo que el gobierno sancione la ley 135 es sumamente importa para mi comunidades que en muchas ves esta olvidados y soy de la comunidad de ceiba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Mil 200 panameños hacen posible entrega de ayuda de PPS en Chiriquí

Lun Ago 31 , 2020
Si bien ha sido un trabajo de “día a día y desgastante”, el Gobernador de Chiriquí destacó que, gracias al gran apoyo de los voluntarios, la Junta Técnica y los gobiernos locales, la labor ha sido continua.