Industria bananera en Barú mantiene operaciones pese a COVID-19

Anualmente, Panamá exporta unos 18 millones y medio de cajas de banano, generando más de 300 millones de balboas en divisas para el país y una fuerza laboral de 9 mil 300 empleos directos.

Foto: cortesía MIDA.

Barú, Chiriquí. El director nacional del Banano del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Carlos Motta afirmó que la producción de banano de exportación no se ha visto afectada por la pandemia del COVID – 19, luego de una visita a la empresa Banapiña en Barú, provincia de Chiriquí.

Indicó que, cumpliendo con los protocolos internacionales y los emitidos por el Ministerio de Salud (MINSA) para evitar el contagio con el coronavirus, el mercado de la fruta, para las tres empresas exportadoras (Chiquita, Del Monte y COBANA) no ha variado, por lo que el proceso se realiza de manera ininterrumpida.

Motta destacó que, anualmente, Panamá exporta unos 18 millones y medio de cajas de banano, generando más de 300 millones de balboas en divisas para el país y una fuerza laboral de 9 mil 300 empleos directos.

En la gira, el funcionario conoció la intención de esta empresa de integrarse a la producción de piña en Chiriquí, por lo que ya se adelantan los trámites con las entidades correspondientes.

En ese sentido, Tomás Solís, director nacional de Agronegocios del MIDA, resaltó que esta iniciativa será de gran beneficio para la reactivación económica del área.

Actualmente, Banapiña exporta siete (7) contenedores diarios de banano hacia diferentes mercados.

La actividad bananera en Barú representa un aporte importante a la economía nacional y a esto se sumará, a mediano plazo, la producción de piña, una fruta de alto valor en los mercados de Europa y Estados Unidos.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

El Salvador, México y Panamá analizan retos de la educación en pandemia

Mié Jun 10 , 2020
Gorday de Villalobos planteó que el orientador plantea estrategias de solución de problemas con estudiantes, padres y profesores; coordina y aporta recursos para la mejora e innovación de los procesos, en la actualidad esa labor tiene que trascender para minimizar el estado emocional de la sociedad.