MIDES reporta asistencia social a más de 2 mil ciudadanos por la línea 147

El MIDES destaca que la línea al servicio de la población atiende de lunes a domingo en un horario de 7:00 a.m. a 11:00 p.m. Los ciudadanos podrán recibir atención en casos sociales en el ámbito legal, emocional, psicosocial y todo lo relativo a cuadros de estrés.

Foto: cortesía MIDES.

Ciudad de Panamá, Panamá. El Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) informó que del 30 de marzo al 15 de mayo, a través de la Línea 147, ha recibido 2,063 llamadas de carácter social, psicológica y legal, con especial énfasis en aquella población con mayor estado de vulnerabilidad.

Se informó que el 76.4% de las llamadas se realizaron en Panamá Este y Panamá Oeste. El reporte añade que los motivos más frecuentes de las llamadas por atención psicológicas fueron por: ansiedad, angustia, ataques de pánico, estrés, depresión y duelos.

Mientras que la mayoría de las llamadas por atención legal fueron por: procedimientos de guarda crianza, reglamentación de visitas, pensión alimenticia, violencia doméstica, medidas de protección (orden de alejamiento), abandono de hogar, desalojos entre otros.

Markova Concepción Jaramillo, ministra del MIDES, explicó que el objetivo de esta plataforma es ofrecer un soporte emocional y legal a la población que ha resultado afectada por el COVID-19.

La ministra ponderó el beneficio que ha tenido para la población la línea 147, al igual que la línea 169 del Ministerio de Salud (MINSA) y otras líneas institucionales que están atendiendo a la población.

Explicó que es importante cuidar la salud mental durante la crisis sanitaria, por lo que se ha reforzado al personal con capacitaciones para dotarlos de las últimas herramientas, técnicas y procesos que se utilizan para la atención de estos casos.

En ese sentido se refirió a los talleres que se realizaron en el mes de abril. En el primero participaron 48 profesionales y tuvo una duración de 12 horas, dictada por la doctora Vali Maduro, con el objetivo de mejorar el flujo de atenciones ante la inevitable situación de emergencia nacional que vive el país.

En el segundo taller participaron 57 funcionarios del MIDES, de la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNIAF) del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) y de la Secretaría Nacional de Discapacidad (SENADIS).

La doctora y psiquiatra, Susana de León, impartió el taller: “Capacitación en Salud Mental, Revisión de condiciones frecuentemente observadas en la comunidad”, mediante clases virtuales, donde se abordó contenidos tales como el concepto de urgencias en salud mental (riesgo suicida, homicida, violencia, y descompensación de cuadro clínico preexistente), así como también se revisaron  estrategias de contención y manejo.

Igualmente, se analizaron condiciones de salud mental siguiendo el DSM5, desde trastornos de ansiedad, trastornos, afectivos, psicosis, adicciones y trastornos de la personalidad. Básicamente, fue una revisión de los diagnósticos psiquiátricos y estrategias para manejo y contención durante la cuarentena.  También, se hizo énfasis en el autocuidado del cuidador quien está siendo también afectado doblemente, por el trabajo que realiza y por la misma crisis sanitaria.

La Dra. Susana de León recomendó a la ciudadanía realizar un inventario de fortalezas, enfocarse en las relaciones positivas y recordar en todo momento que ésta es una situación pasajera. Y si sienten que la crisis amerita apoyo intra o interinstitucional, usar los canales definidos para buscar dicha ayuda.  No quedarse solo con la crisis, sino apoyarse de otros recursos en casos complejos.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Indígenas piden al gobierno información “confiable” sobre situación de COVID-19

Sáb May 23 , 2020
El presidente de COONAPIP, Marcelo Guerra dijo que hay preocupación porque a estas alturas las autoridades de los territorios originarios no tienen información estadística confiable sobre casos confirmados, pruebas realizadas, número de personas en aislamiento, y si se ha distribuido insumos como mascarillas, gel alcoholado y la ayuda solidaria del gobierno, con informaciones fiables.