Vacuna contra la influenza llega a Panamá

Un boletín de prensa del MINSA, detalló que las dosis de vacunas estarán en el Depósito Nacional de Biológicos del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) para su posterior distribución a nivel nacional.

Foto: cortesía MINSA.

Ciudad de Panamá, Panamá. Tras una inversión de 8 millones de balboas, este jueves llegó a Panamá la cantidad de 1 millón 442 mil 920 dosis de vacunas contra la influenza, en un vuelo de carga desde Miami a Panamá.

La ministra de Salud (MINSA), Rosario Turner aclaró a la población que, con la llegada de las vacunas contra la influenza, “lo que se está buscando es reducir que otro virus se sume a la situación en el país, para que no haya ningún tipo de confusión que esta vacuna protege contra el coronavirus”.

Turner explicó que la distribución de las vacunas se realizará con el proceso del último número de la cédula, segregando la cantidad de personas para evitar las aglomeraciones en las instalaciones de Salud y cumplir con las medidas sanitarias establecidas en el país contra el COVID-19.

Un boletín de prensa del MINSA, detalló que las dosis de vacunas estarán en el Depósito Nacional de Biológicos del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) para su posterior distribución a nivel nacional.

Itzel Slocum de Hewitt, jefa del programa ampliado de inmunización, explicó que la vacuna contra la influenza será aplicada priorizando a la población de los grupos vulnerables que son los niños menores de 5 años, a los adultos mayores de 60 años, a pacientes con enfermedades crónicas, las mujeres embarazadas y se agregó otro grupo que son los trabajadores de granjas avícolas y la población indígena cautiva de las áreas comarcales.

El resto de las 57 mil 80 dosis de vacunas llegará al país a finales del mes de abril.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Nestlé dona productos alimenticios para Casas Hogares y Albergues

Sáb Abr 11 , 2020
El MIDES informó que la ayuda humanitaria beneficiará a los adultos mayores, niños y niñas, que requieren una protección alimentaria durante la pandemia del COVID-19.