Abordan en Chiriquí “Elaboración de Estrategias de Desarrollo Sostenible «

Con el objetivo de coordinar una estrategia de investigación enfocada en la sostenibilidad, se desarrolló el Seminario Taller “Elaboración de Estrategias de Desarrollo Sostenible»…

Con el objetivo de coordinar una estrategia de investigación enfocada en la sostenibilidad, se desarrolló el Seminario Taller “Elaboración de Estrategias de Desarrollo Sostenible» con los Actores Claves de la Región Occidental de Panamá” en la provincia de Chiriquí.

 Los actores claves de la sociedad académica, civil y gubernamental se reunieron del 23 al 25 de octubre de 2019, con la finalidad de establecer una estrategia sostenible en el uso de los recursos naturales y la conservación de la biodiversidad.

 El encuentro, organizado por el Centro de Pensamiento THINK TANK de la Universidad Autónoma de Chiriquí (UNACHI) con apoyo de la SENACYT, culminó con la exposición de una propuesta Matriz de Resultados, que servirá de base al desarrollo de un Plan de Acción que contribuya a establecer sinergias entre las políticas públicas, la inversión privada, la investigación y las necesidades de las comunidades en función del desarrollo sostenible.

 La Dra. Aracelly Vega, Coordinadora del Centro de Pensamiento THINK TANK de la UNACHI y miembro del Sistema Nacional de Investigación (SNI) manifestó que: “El objetivo del proyecto, en su segunda fase, es coordinar entre actores locales claves una agenda de investigación enfocada en la sostenibilidad para el buen uso de los recursos naturales y la conservación de la biodiversidad”.

 Yesica Young, Gerente de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible del Programa de Naciones Unidas (PNUD) resaltó que: “Desde el año 2015 se cuenta con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, de la que Panamá forma parte, en la que se incluyen varios objetivos medioambientales que hacen de la sostenibilidad ambiental una condición fundamental para alcanzar el progreso y el fin de la pobreza”.

 Con esta labor interinstitucional se lograrán estrategias consensuadas en la región occidental de Panamá, que permitirán establecer convenios de cooperación a través de la creación de plataformas para el procesamiento de datos, así como el fomento de estrategias de comunicación digitales y medios de comunicación que visibilicen el accionar del proyecto.

 El visibilizar acciones como el proyecto interinstitucional “Protección de reservas y sumideros de carbono en los manglares y áreas protegidas de Panamá”, realizado por el PNUD, el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP), con el apoyo de Conservación Internacional, Westland International y las municipalidades de los distritos de San Félix, San Lorenzo y Remedios, en el oriente de la provincia de Chiriquí.

 Este proyecto, ejecutado en tres años y medio, concluyó que los manglares de esta zona aportan a la economía ambiental del país 27 millones 178 mil 870 dólares al año.

 Luego del análisis de 642 muestras de suelo, se determinó que en estas 14 mil 604.27 hectáreas donde están los manglares, existen 4 millones 588 mil 744.45 toneladas de carbono almacenado.

Con la implementación de este proyecto el Gobierno de la República de Panamá contribuye a impulsar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, especialmente el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 13 que exhorta a “Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”, así como los ODS 14 y 15 que promueven la protección de los ecosistemas terrestres y marinos, respectivamente.

“Chiriquí es la segunda provincia con la mayor cantidad de manglares y existen cerca de 30 mil hectáreas de estos ecosistemas. Allí se realizan programas de  restauración con pescadores en el área de Pedregal, en áreas invadidas por helechos. Pero el peligro más latente es la actividad ganadera, por lo que es necesario integrarlos para proteger los manglares” explica el ingeniero José Berdiles, especialista en restauración y manejo de ecosistema de manglares.

 El Ingeniero Berdiles aseguró que en las mil 800 hectáreas que están afectadas por la proliferación del helecho la negra jorra, que impide su renovación natural, se ha logrado la estabilidad ecológica de 33 hectáreas.

 En cuanto a las políticas públicas, José Fernando Sáez, del Centro Internacional de Políticas Económicas para el Desarrollo Sostenible (CINPE) de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), resaltó que están trabajando en la reelaboración y evaluación del conocimiento para erradicar la pobreza y las desigualdades, así como minimizar el impacto del cambio climático.

 Colón Eloy de las Casas, planificador urbano y docente de la Universidad Santa María la Antigua, manifestó que: “En el desarrollo rural hay que definir los objetivos y puntos vitales, analizar el sitio y el escenario, ver las oportunidades, fortalezas y amenazas, y que la comunidad se empodere en sus necesidades de saneamiento, accesibilidad y desarrollo”.

 Por su parte el Dr.  Florent Nolot de la Universidad de Reims, Francia, va más allá y es creyente que la tecnología está colaborando en el desarrollo de la agricultura con el uso del Internet de las Cosas para medir la temperatura, la humedad, la acidez, evitando el uso de los pesticidas y permitiendo importantes avances en la seguridad alimentaria.

 El seminario taller finalizó con la plenaria de mesas de trabajo que presentarán las síntesis de la matriz y pasos a seguir en la elaboración de estrategias de desarrollo sostenible con los actores claves de la Región Occidental de Panamá, enfatizando en los factores de Sostenibilidad en el sector agropecuario, en el Turismo, en la infraestructura sostenible para la Competitividad, en la sostenibilidad de los Ecosistemas, Gobernanza y en el ordenamiento territorial.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Proponen reformas para acelerar proceso de desacatos por pensiones alimenticias

Mar Oct 29 , 2019
La Diputada Mayín Correa, presentó este martes, el anteproyecto de Ley que busca agilizar los procesos de desacato; mediante la reforma “a la Ley 42 de 7 de agosto de 2012, reformada por la Ley 45 de 14 de octubre de 2019, general de pensiones alimenticias y dicta otras disposiciones”.